Análisis de Ratios y

Análisis de Flujo de Tesorería

Subir Un Nivel

 

Las empresas desean conocer su situación económico-financiera en las siguientes situaciones, entre otras: 

 

Grupo PG ha desarrollado una metodología de análisis que permiten evaluar el estado de una compañía. Dicha metodología se basa en el...

 

Análisis de Ratios y Análisis del flujo de tesorería de la empresa.

 

Las metodología tradicionales miden de forma estática los estados financieros (analizando únicamente un año concreto), así que para que analicen de una forma eficiente y con sentido las cuentas de la compañía, la metodología desarrollada por el Grupo PG tiene en cuenta lo siguiente:

 

A modo de ejemplo, se puede analizar, entre otra, la siguiente información relevante para la empresa:

a.  Ratios de Liquidez: estos ratios miden cómo de disponibles están los recursos de la empresa para utilizarse a la hora de hacer pagos.

b.   Ratios de actividad: estos ratios miden el crecimiento que está teniendo la empresa y cómo se están utilizando los activos fijos de la empresa para alcanzar este crecimiento.

c.   Ratios de Productividad: esta familia de ratios observa cómo la empresa utiliza sus recursos humanos, analizando la productividad de los empleados.

d.  Ratios de equilibrio: una empresa debe de estar equilibrada en cuanto a sus plazos de financiación y de cobros y pagos.

e.   Ratios de solvencia: estos ratios miden la capacidad de la empresa para atender sus pagos.

f.    Ratios de rentabilidad: miden distintos márgenes de rentabilidad de la empresa.

Grupo PG ha desarrollado una metodología de trabajo sobre este indicador ya que es el que determina lo que es capaz de generar una empresa.

Y como el propósito normal de cualquier empresa es generar dinero (y cuanto más, mejor), el flujo de tesorería, o cash-flow, es el indicador de cómo lo está haciendo la empresa de bien o de mal.

La contabilidad de las empresas está basada en una serie de principios como el devengo, la prudencia, o la vida útil estimada de los activos, que hacen que contabilicemos ingresos y gastos en base a emisión o recepción de facturas y no en base a cuándo se cobran o pagan, y que las inversiones en activos, por ejemplo, no penalicen en exceso la cuenta de resultados del año en el que se producen, sino que lo hagan paulatinamente a lo largo de los años de vida útil estimada para dichos activos. Pero, ¿cuánto dinero está generando realmente esta empresa? ¿Cuánta caja genera una actividad dentro de la empresa?.

Los datos de una cuenta de Pérdidas y Ganancias pueden decir que determinada actividad es muy rentable, pero ¿Genera Caja? ¿Cuánto va a tardar en generarla?.